¡BIENVENIDOS!

Espero que os guste mi Blog. No son grandes mis palabras ni mis intenciones, sólo quiero que sepáis que todo esto lo escribo por vosotros. Gracias.

GRACIAS!

A todos los seguidores de mi blog por hacer que compartir mis pequeños textos y poemas sea lo que mejor me hace sentir a lo largo de todo el día. Os quiero.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Falsedad...

Y es la vida,

que castiga a quien es justo,
y a quien injusto perdona,
que te pone de rodillas
ante el que abre tus heridas
y tu vida desmorona...
Eso es vida,
y quien te quiso, te destrona..

jueves, 24 de marzo de 2011

Por ti, que poco a poco te hundes...

Por ti, que poco a poco te hundes en la miseria... Por ti es lo que hoy escribo... Sólo por ti... Para que no te vengas abajo... Para que vivas... Para que sonrías... Para que no dejes que tu alma muera...
Para ti, que sufres, sí, pero que no tendrías que hacerlo... Que das más importancia de lo que deberías a todo lo que te rodea... Para ti, que consideras pasajero lo bueno y perpetuo lo malo...
Siempre habrá momentos malos... Tristes... Días en los que quieras desaparecer... En los que quieras morir... Pero tienes mucho por lo que vivir... Gente que te adora, sueños, e incluso ambiciones... A veces el ser ambicioso puede salvarte la vida... O el ser un soñador...
Vives agónicamente en un mundo dominado por la falsedad, y habrá gente que quiera ver cómo escondes las orejas... Gente que te quiera ver sufrir, que te amenace, que te asesine con una mirada de lobo... Así que tú, con firmeza, alza el cuello hacia arriba hasta que tu rostro se vea iluminado por el Sol en los cálidos días, o por la Luna en las estrelladas noches... Planta cara... Sé fuerte... Nunca te sometas a nada... Eres tú quien importa, y nadie más... Tú eres quien vale... Tú...
Vives agónicamente cuando alguien querido desaparece de tu vida... Es duro... Claro que es duro... Pero, ¿por qué no luchas por ser feliz? ¡Lucha! Estarás cumpliendo el sueño de esa persona... Estarás demostrando lo mucho que te importa... Recuerda momentos... Recuerda sus palabras... O sus lecciones sobre la vida... O sus besos... O sus miradas... O sus abrazos... O sus gestos...
Los problemas son algo duro... Duelen y seguirán doliendo... ¡Pero nunca te rindas! Vales tu peso en oro...
Desahógate de mil maneras... ¡Llora! Siempre tendrás alguien con quien llorar, y esa misma persona conseguirá hacerte reír... Nunca lo olvides... Que las lágrimas que hoy recorren verticalmente tu cara se convertirán en una sonrisa... Y en la sonrisa de la gente que te rodea...
Vive... Nunca pienses en soluciones cobardes... Eres único... Eres especial...
Insiste en ser feliz... Hazlo por el mundo... Por la gente que te ama... Por ti, que poco a poco te hundes bajo tierra... Pero que con el tiempo tallarás unas raíces tan fuertes que te harán brotar de esa tierra que te agobiaba, para crecer en un mundo de luz...

miércoles, 23 de marzo de 2011

Anoche...

Anoche tú apareciste
en mi sueño más profundo,
dando vida a ese otro mundo
que tú ni siquiera viviste...

Sentado en una gran roca,
y los ojos en un mar inerte,
que hacían brotar a su suerte
lágrimas hasta mi boca...

Lloraba por no tener
amor, que no aparecía,
y a la última luz del día
vino con el atardecer...

Conmigo se vino a quedar
la persona que más he amado,
y ya al tenerla a mi lado
nunca quise despertar...

Erais tú y tu sonrisa,
tu cuerpo, tu voz, tu aliento,
a quien gracias mi sufrimiento
desapareció con la brisa...

Mirando al mar nos quedamos,
surcando las grandes olas,
nadie más, tú y yo a solas,
que nuestras manos agarramos...

Vino tu boca a besarme,
mire a tus ojos de miel,
y con la voz más dulce y fiel
prometiste nunca dejarme...

Desperté en agonía, muriendo,
y llorando miré a otro lado,
yo quedé paralizado
pues tú estabas ahí durmiendo...

Gracias a ti, princesa,
no dependo de mis sueños,
pues los sentimientos son dueños
de un mundo que no me pesa...

domingo, 20 de marzo de 2011

Por el mejor amigo del hombre...

Ellos siguen nuestros pasos,
y lloran nuestro dolor,
ellos son fieles amigos,
y el dejarlos su temor,
necesitan las caricias
de su fiel educador...

¿Y es que acaso se merecen
ese trato que les damos,
que de buenas a primeras,
rechazados por sus amos,
demuestran más sentimientos
que nosotros, los humanos?

El rechazo, el abandono,
demostrar indiferencia,
esa falta de cariño
y esa falta de consciencia
que demuestra en las personas
déficit de inteligencia...

Tú mírales a los ojos
y verás su corazón,
del más fiero al más tranquilo
pediran tu comprensión,
por ti ellos darán su vida,
dales tú tu protección...

Haz feliz a estos pequeños,
que alegre sea su estado,
y ellos con la lengua afuera
y las orejas a un lado
te estarán dando las gracias
por no irte de su lado...

jueves, 17 de marzo de 2011

Otoño en mi corazón...


Es Otoño en mi corazón,
lo cubren las hojas caídas,
grises son esas guaridas
en las que un día el amor,
como el Sol cuando da calor,
bien cicatrizó mis heridas...

Es Otoño en mi corazón,
y el agua de azul cobalto
cubre cual mar el asfalto,
recordándome que perdí
todo lo que tuve y fui,
que me hizo volar tan alto...

Es Otoño en mi corazón,
un Otoño en él residente
que al escalarlo cual pendiente
no hace más que alargarse,
ya que no quiere marcharse,
y el dolor es permanente...

Es Otoño en mi corazón,
y ha quedado desolado,
nunca estaré enamorado
y no quiero seguir viviendo,
ya que mi sangre está hirviendo
y tú no estás a mi lado...

Era Otoño en mi corazón,
el frío Invierno ya está aquí,
por no ser amado yací,
ya no hay ruedas ni motor,
y estoy muerto por amor
al no ser nada para ti...

miércoles, 16 de marzo de 2011

Sol naciente, profunda agonía...

No es nada nuevo decir que esta vida no es justa... La vida duele, quema, destroza, arrasa, ataca y somete bajo sus afiladas garras, a veces, a quien menos se lo merece... Estos días la vida ha sido concebida cual sorprendente torrente de agua que ha dejado caer un peso mortal sobre los hombros de un pueblo luchador... ¿Acaso ellos lo merecían? ¿Acaso ellos lo esperaban? Desde luego que la vida no es justa...
¿Por qué ha sido todo esto? ¿Ha sido un castigo por estrangular nuestro propio hogar con las manos que la misma Tierra nos adjudicó para cuidarla? ¿O, simplemente, ha sido una funesta sorpresa en un lugar aleatorio? En cualquier caso nuestro mundo ha temblado...
Nuestro mundo ha propiciado un catastrófico seísmo en un océano qué, día tras día y noche tras noche, va perdiendo el nombre de Pacífico, esta última vez declarando la guerra a uno de los pueblos más amenos de su faz: el pueblo del Sol Naciente, que vio como su propio sol se ahogaba entre unas olas anfibias que prefirieron probar suerte en tierra firme antes que permanecer en sus guaridas subacuáticas... Japón vio cómo sus árboles se convertían en algas, cómo sus automóviles se convertían en barcos, cómo sus hogares eran embargados por el dios Poseidón y lo más doloroso de todo: cómo sus habitantes desaparecían entre las aguas de una laguna que nunca antes estuvo ahí... Japón lo vio, y al resto del mundo nos lo cuenta con los ojos calados en saladas lágrimas, que no son otra cosa que agua de mar... Y respirando un denso aire de efectos permiciosos (que intoxica los corazones de gente buena y trabajadora mientras que extingue la esperanza de una sociedad desarrollada) nos pide ayuda con voz ronca durante esta larga agonía que se vive...
Ante este tipo de situaciones no sirve de nada el ser inteligentes, el ser fuertes, el ser hábiles, el ser amables o el ser astutos, ya que somos, simplemente, humanos...
El mundo está de luto por un país azotado por la desolación de la injuticia...

martes, 15 de marzo de 2011

Mujer...

Agonía hay en su cuerpo,
sangre viva en su interior,
cada noche en su silencio
lucha y muere en su dolor...

Ella sigue por sus hijos,
ellos dos no saben nada,
oyen gritos, y se cubren
las orejas con la almohada...

Un asalto en la mañana,
luego dos al caer la luna,
golpes junto con insultos,
ella solamente es una...

Una mujer sufridora,
con un corazón latente,
que soporta los abusos
de un borracho prepotente...

¡Haz algo para frenarlo!
¡Mándalo bien lejos, fuera!
¡Qué se aleje de tu vida!
¡Qué se vaya o que se muera!

¡Que sus manos de cobarde
pronto ya le hayan cortado,
que con ellos y su boca
tu vida él ha destrozado!

Nunca dejes que esa escoria
manipule la verdad...
¡Que encierren en gas su alma!
¡Busca tu felicidad!

Y si insiste en que te quiere
nunca caigas en su engaño,
que sigue siendo aquel hombre
que seguirá haciendote daño...

lunes, 14 de marzo de 2011

Lluvia...

Lluvia... Nada más que lluvia... Agua cristalina caída de las grises nubes... Nubes que lloran ante un mundo desigual...  Que lloran por la vida; por la muerte... Nubes que vienen y van; que suben y bajan... Que nacen y mueren tras su llanto... Que cubren las hierbas con sus acuados sentimientos...
Lluvia... Que encharca las calles... Que no cesa ni cesará jamás... Que para; que vuelve... Lluvia de un color, pero a la vez de tantos... De verde esperanza para los poetas, que encuentran su musa en estas lágrimas celestes... De negro carbón para aquellos que no tienen un techo donde cobijarse de sus frías manos... De rojo pasión para los enamorados que se besan bajo este arrollo de agua que un día desvió su cauce hacia el cielo... De tantos colores... Tantas sensaciones...
Lluvia... Los niños reciben sus húmedos besos con pánico... Los adultos con indiferencia... Los ancianos con su corazón abierto a los recuerdos más dulces y amargos de sus largas y preciadas vidas... Los perros con gracia sacuden su lomo... Los gatos con temor esconden sus erizadas crines bajo sótanos y portales... Los pájaros desaparecen, aguardándose sobre las mismas nubes para no empapar sus plumas...
Lluvia... Tan poco para unos, tanto para otros... Tan poco para quienes no saben mirarla... Tanto para los que disfrutan observando las ondas de cada gota golpeando en un río o en una fuente... Para los que ahora desde su ventana observan el movimiento en las hojas de los árboles provocado por la unión de ésta a su esposo: el viento...
Lluvia... Harto de observarla a través de un plano cristal abro mi ventana... Ésa que me lleva a otro mundo... Un mundo en el que vivo la lluvia... Un mundo en el que la siento... En el que danzo con ella... En el que sus gotas, abriendo mi boca y cerrando mis ojos, me hacen decir : Lluvia, quédate conmigo, lluvia...

Vive para amar...

Jamás me enseñaron lo que es el amor,
pensaba que en mí no tendría lugar,
dolido en mis noches, moría por dentro,
sufría cantándole a la soledad...

Amarga la espera, cruel el dolor,
vagaba en mi mundo sin rumbo al andar,
entre las aceras y el humo de coches
paraba mi ritmo; rompía a llorar...

Cerrado mi mundo, abiertos mis ojos,
sin una esperanza, ahogado en un mar,
desaparecieron las lágrimas negras:
allí la vi a ella, empecé a caminar...

Tan plena belleza, mis ojos la amaban,
sus dulces susurros me hacían sonrojar,
mi boca quería fundirse con ella,
mi voz ante sí comenzaba a temblar...

Miró fijamente, entró en mis pupilas,
se puso ante mí, me venía a besar,
su aire sentí dentro de mis pulmones,
recuerdo que nunca podría olvidar...

Rodeo con sus brazos mi cuerpo nervioso,
endulzó con sus labios mi paladar,
colocó su boca juto a mis orejas,
sentí escalofríos que ni en un glaciar...

El brillo en mis ojos dijo demasiado,
mi cara sonriente se quiso lanzar,
pensé y afirmé que estuve equivocado:
vive para ella; vive para amar...

domingo, 13 de marzo de 2011

Estrellas...

Estrellas,
que rompen lo oscuro en las noches cerradas,
que lucen, que bailan, que cantan baladas,
vigías del cielo que nunca apagadas
estáis en el aire, mas no siendo aladas...

Estrellas,
inmóvil su firma en inviernos de frío,
inquieto su cuerpo durante el estío,
dejáis el reflejo en la orilla del río,
caéis con la luna dejando un vacío...

Estrellas,
extraños celestes con tanta expresión,
de miedo, de odio, de amor, de pasión,
os miro y afirmo desde mi balcón,
que dais rienda suelta a éste gran corazón...

Estrellas,
creáis ilusiones con vuestras centellas,
las más increíbles, también las más bellas,
sonriendo en las noches suspiro hacia aquellas:
"Preciosas os veis, no os vayáis, estrellas..."

sábado, 12 de marzo de 2011

El mundo...

Halcones de hierro planean con indiferencia sobre mi cabeza,
las torres de piedra y ladrillo se elevan por alto sobre la maleza,
luces y sonidos inundan las calles rompiendo la calma del viento,
el mundo en el que vivimos ya no tiene fuerza, ni vida, ni aliento...

Los coches dominan el paso y convierten en negro aquello que atropellan,
los cielos son grises cenizos, oscuros y sucios, carentes de estrellas,
enormes barreras metálicas cortan el paso a la naturaleza,
el mundo en el que vivimos ya no tiene alma, atracción, ni belleza...

Hay ríos con lodo, con barro y que perdieron el agua pura y cristalina,
electricidad en el aire que infecta la vida de quien se avecina,
alzadas torres humeantes que expelen residuos a nuestro jardín,
el mundo en el que vivimos se apaga con fuerza, ya llegó a su fin...

viernes, 11 de marzo de 2011

Sentimientos que destrozan...

Sopla fuerte el viento helado
entre ríos de sangre roja,
allí donde la vida se aloja
y el amor nunca fue mostrado...

Olas de sangre desteñida
en un color negro carbón
que oscuro deja este corazón
que por ti espero una vida...

Una vida, ahora, malgastada,
perdida, herida y ausente
de alegrías y amor latente,
y con penas inundada...

Cuatro estrofas dicen poco,
y un sentimiento mucho,
pero ahora yo nada escucho,
y me estoy volviendo loco...